fotogramaria

fotogramaria

fotogramaría

fotogramaría

09 enero 2015

RECUERDOS......

  


Otro año más. Otro año menos. Más recuerdos.
Año de hojas sueltas de proyectos que ayudan a construir mi destino.
Año de regalar ayuda antes de que lo pidan o corro el riesgo de llegar tarde.
Año de cambios en dirección contraria al pasado, donde no hay riesgo de nostalgia.
Año de sonrisas tenues, por si acaso.
Año de mirar fijamente a las personas tóxicas, para aprender muy bien, lo que no hay que hacer.
Año de cambios, ahora que me doy cuenta de lo mal que lo hago.
Año de vuelos, a media altura, olvidando los realizados a ras del suelo.
Año de decisiones, que sin duda me harán más fuerte.
Año de nuevas experiencias a fuego lento.
Año de saltos en los charcos, de olor a chocolate, de pan con mantequilla. De vaqueros gastados, de detalles sorpresa, de miradas cómplices al terminar el día. De libros, notas en la nevera y atardeceres hermosos. De agua helada y brisa traviesa. De sabores nuevos, decoraciones interminables y muchos colores por pintar.
Año de flores negras en recuerdo de los que ya se apearon. 
Más recuerdos......


09 diciembre 2014

NAVIDAD......PARA LOS QUE PUEDEN Y PARA LOS QUE NO.


Dedicada para los que siguen sufriendo la crisis en toda su crudeza. Para los que estas fechas significa darse de bruces con una realidad no elegida. Para los que quieren y no pueden. Para los que las luces, no se encienden. Para los que piensan, erróneamente, que no tienen nada que regalar. Es mi regalo, para los que quieran hacerlo suyo. Comparto.......




27 noviembre 2014

ABUELA......Descansa en paz.

Recuerdos para siempre en mente llena de nostalgia. Valores transmitidos, que una vez aplicados, consiguen que una no muera nunca del todo. Mañanas despiertas, con el gallo como música de fondo y olor a leche caliente con nata que detestaba y ahora de repente se echa de menos. Un jardín pequeño, inmenso de colores y cuidados, manos delicadas, donde mala hierba moría siempre. Columpio sobre una higuera que marido marinero construyó con sus manos rudas, a juego con su carácter, que ella cuidó hasta el final, con todo el cariño y dedicación que le quedaba.
Ojos que lo vieron casi todo y boca donde el hambre quiso entrar sin conseguirlo en tiempos de miseria que una y otra vez recordaba. Palabras llenas de historias, que sutilmente conseguía que repitiera sin que se diera cuenta. Quizá era yo, la que no me daba cuenta que era ella la que sutilmente quería contar. Quedarán para siempre sus manos en la cocina donde el orden y la limpieza era menú del día. Olores que carecen de recetas con ingrediente sin pesar. Sabores que contigo se van........ 
Por ahora imposible continuar. Como siempre tú decías, abuela......... Hasta vernos, que vaya bien.